Blog Relatos...

EL ÚLTIMO ADIÓS

Publicado por:

-¿Estás bien?

Me quedé muda, no sabía qué decir, era mi oportunidad para decir que no,

no estaba bien, estaba todo mal.

Estos últimos años he fingido esta sonrisa que siempre llevo en la cara con

mucho dolor ya que no tenía motivos para sonreír. Era mi oportunidad para

poder contarle a alguien lo mal que me sentía, de lo mal que lo pasamos mi

madre y yo, era mi oportunidad… Y la desperdicié.

-Sí, ¿por qué?

-Te veo triste

¿Cómo alguien me puede preguntar esto? debo de importarla , ¿qué me

está pasando? ¿ya no se fingir?

Es absurdo lo sé ¿pero por el simple hecho de dejar de sonreír estoy mal?

La verdad es que sí, sigo recordando aquel accidente, aquellas luces, los

bomberos sacando a mis padres del coche, aquella triste noticia que arruinó

mi vida por completo. Mi padre, él único que me entendía se marchó y no

volvió de un viaje, o es lo que me dijeron, pero ya soy bastante mayor para

entender que murió en aquel accidente, todo porque el otro conductor

estaba ebrio. Porque en vez de mi padre ¿no fui yo?

-Pero estoy bien, ¿por qué me lo preguntas?

-Por tus muñecas

¿Qué las pasan?

Están raspadas

Se me paró el corazón por un instante, no sabía que responder, sí, era

suicida, era normal que tuviera las muñecas así, la noche anterior me lo

hice. Recordé aquellos momentos, aquellos buenos momentos en la que mi

sonrisa era verdadera, aquellos momentos de amor y cariño por parte de

mis dos padres, ahora mi madre también bebe por la pérdida de mi padre…

Sigo recordando la primera vez que lo hice, un tal 13 de abril del 2007,

estaba sola en casa, pensando en mi padre y en lo que le paso.

Busque en Internet: ¿Como ser feliz? Me aparecieron muchos vídeos, pero

el que más me llamó la atención fue uno en blanco y negro con el tema de

“Como un guerrero” de Demi Lovato, estaba confundida hasta que mire el

vídeo y el tatuaje que ponía: Stay Strong con cicatrices de su pasada

historia.

Tras finalizar el video me di cuenta de lo que significaba, entendí que estas

chicas o “ángeles que quieren volver a casa”(como se hacen llamar) se

cortan porque las hace sentir bien, y así lo hice, cogí una navaja que me

encontré y empecé a recordar los buenos momentos de mi niñez mientras

la sangre caía, lo que me sorprendía es que se sentía mejor. No sabía lo

que hacía. Nuevamente arruine mi vida para siempre, pero se sentía tan

bien, por unos instantes sentí que mis problemas se iban, y así lo hice

continuamente.

-El gato me araño

-¿Segura?

-Sí

Era mentira, no tenía gato, tenía un perro, pero ya me pillaron una vez y

dije lo mismo, pero esta vez era diferente, seguramente se lo contaría a la

profesora o a mi madre y me castigarían o me mandarían a un psicólogo,

me puse peor de lo que estaba, me comporté con más inseguridad, más

temer, más frialdad..

Al día pasaba algo extraño, todos me miraban de una manera diferente,

Laura

le contó esto a todos como yo pensaba, creía que era mi amiga, si supiera

que esto pasaría hubiera llevado mangas largas como era normal.

De repente empecé a quedarme poco a poco sola, sin amigos, sin nadie con

quien hablar, ahora me hacían burla, me llamaban la rara de los brazos

cortados, cada día tenía que soportar la burla de todos.

Lo que me parecía raro es que los profesores no se daban cuenta de lo que

pasaba, creían que estaba bien, no sospechaban de la burla de mis

compañeros, no se daban cuenta de que en clase me dormía ya que me

pasaba noche y día

pensando en lo que me sucedería.

Estaba harta, quería acabar con esto. Decidí no ir al colegio ya que mi

madre no lo sabía porque trabajaba toda la mañana, así que cerré el pestillo

de mi habitación, cogí mi carta, la carta que escribi, escribi y volví a escribir

desde que mis compañeros me acosan. En la carta ponía:

Si estás leyendo esto, será porque ya está. Me di por vencida, no pude más y

me cansé.

Me cansé de llorar.

Me cansé de tener que ser la burla de los demás.

Me cansé de las falsas promesas.

Me cansé de tener que soportar a todos.

Me cansé. . .

Llevo ya varios meses sin dormir, de burlas constantes, de sonrisas falsas y

no quiero seguir así.

Mamá, perdóname, ya no era esa niña a la que le encantaba el rosa y jugaba

con muñecas, no es tu culpa nada de lo que está pasando, mis compañeros me

hacían bullying… para colmo mi infancia se acabó cuando murió mi padre,

perdóname por no ser la hija perfecta que siempre quisiste, por favor no

estés mal por mí, vive la vida que te queda, ya que tienes una carga menos.

Eli, gracias por tu apoyo, fuiste la única persona que se dio cuenta que estaba

mal, no fue tu culpa el paso que dí, lo hice por cuenta propia. Espero que seas

muy feliz y ah un consejo, nunca le digas a nadie lo que hacen los demás, tal

vez puedas aprender a juzgar por lo de dentro no lo de fuera.

Gracias.

De

………………… .

Cogí por última vez la navaja y me tire en la cama mientras me miraba en

el espejo y contemplaba el paso que iba a dar.

Al fin, conseguí reunir el valor suficiente para hacerlo, me hice solamente 5

cortes mientras escuchaba una canción triste. Mientras lloraba, me hice  el

último corte, manche parte de mi cama y deje caer las dos últimas gotas de

sangre en la hoja, antes de desmayarme y caer en el sueño profundo.

Me entró el frío y sentía mi cabeza dándome vueltas mientras observaba

como me desangraba hasta que me desmaye. Todo se volvió blanco

mientras recordaba mi infancia. Era una sensación indescriptible, me sentía

en paz. Ya nadie se burlaba de mi. Al fin volví a casa y lo conseguí, maté a

quien más odiaba.

Me suicidé.

pseudónimo: Andrea21

 

0
  Post Relacionados
  • No related posts found.

You must be logged in to post a comment.