No se lo que siento

Danielle era morena, algunos la llamaban la rara. A ella no le importaba. Un día estaban en el patio de el instituto, Carlos, Manuel y Juan jugaban al futbol. Ella se acercó y les dijo:

-¿Puedo jugar? por favor- sonriendo.

-No, no puedes jugar- dice Juan.

-Pero… ¿porque?-dice Danielle un poco decepcionada. 

-Porque las chicas juegan a otras cosas- dice Juan obvio. 

-Pues yo no soy como las otras-dice Danielle triste.

Se da la vuelta. Pero cuando se iba a ir, Carlos la cogió del brazo, haciéndola dar la vuelta. Danielle tenia los ojos cristalizados.

-¡Claro que puedes jugar!- dice Carlos mientras Juan y Danielle habrían los ojos sorprendidos.

-¡Que!-dice Juan a la vez de Danielle. 

-Lo que escuchasteis. Vamos Danielle- Dice Manuel llevándosela.

Cuando toco el timbre todos se fueron a casa, Danielle, Ángela, Erika y Carolina iban hablando cuando aparecen Carlos, Manuel y Juan.

-¿Vas a seguir jugando al futbol? Se te da bien-dice Manuel. 

-Si, se te da bien-dice Carlos.

-¡No, claro que no se la da bien! y encima parece marimacho-dice Juan. 

-deja de meterte con mi amiga, no te hizo nada-dice Erika.

-Si vinisteis a molestar mejor iros- dice Carol. 

Carolina esa chica de ojos marrones, pelo moreno y piel blanca a todo el mundo le gustaba su sonrisa ya que era raro no verla reír.

-No, yo no me voy- dice Manuel.

-Ni yo- dice Carlos.

-Pues yo si-dice Juan yéndose enfadado.

-Perdón, no quería que os enfadarais-dice Danielle con la mirada clavada en el suelo.

-No pidas perdón, ellos vinieron-dijo Erika.

-Tiene razón, pero nosotros no hicimos nada-dice Carlos.

Carolina iba andando por delante, no se sentía cómoda ya que sabe que a Danielle le gusta Carlos, pero nadie sabe que a Carolina también le gusta menos Erika, estaba pensando en eso cuando aparece Carlos al lado y la dice:

-Holi, ¿En que piensas?-se había dado cuenta de que algo la pasaba. Pero ella rápidamente cambia a la de siempre.

-Hola, en que no sabia si había deberes-dice Carol.

-¡A vale! Por cierto no, no hay deberes-dice Carlos riendo.

-¿Te gusta Danielle?-pregunta Carol directamente.

El ríe.

-No, ¿Por qué?-contesta Carlos riendo.

-No, por nada-dice Carol mirando a Carlos mientras ríen. 

Ellos se divierten mucho pero Carol no sabe lo que siente, no sabe si solo es un capricho o si le gusta de verdad, no entiende nada. Solo sabe que le quiere, se conocen desde pequeños desde que tenían 3 años pero el universo los separo los junto de nuevo, pero por desgracia los volvieron a separar. ahora mismo son inseparables o eso cree ella siempre a sentido algo por el.

Pero cuando se de cuenta de lo que siente… ¿Será tarde? No lo sabe, pero esta Danielle. Le da igual, no se va a dar por vencida. 

Esta con sus amigas y dice Danielle:

-Me parece que le voy a decir que me gusta- dice Danielle mientras veían una película.

Carol paro la película.

-¿a quien?- dice Erika. 

-A Carlos- dice Danielle contenta.

-Que bien- dice Ángela.

-¿No vas muy deprisa?-pregunto Erika.

-¡No!-dice Danielle contenta. 

-¡¿te imaginas que te diga que siente lo mismo?!-dice Ángela.

Mientras Ángela, Danielle y Erika lo celebraban Carol estaba en shock le iba a perder, le perdería para siempre tenia que decírselo.

Cuando Carol llego a casa pensó en como parar ese tsunami que se le venia encima, se quedo dormida.

Al día siguiente, de camino al instituto se encontró a Carlos y a sus amigos, como cada mañana. Pero no van juntos a Carol la gusta ir sola. Llega a clase y les toca sociales, viene el profesor.

Carol y Carlos se pasan notas en clase cuando el le hace una pregunta que la deja helada ¿Qué le diria? La pregunta era “¿Quién te gusta?” no sabia que contestar a si que le pregunto a Erika.

-¿Qué le digo? ¿se lo digo?- pregunta Carol asustada

-No, dile alguna chorrada evita esa pregunta, cambia de tema-dice Erika sonriendo

Carol escribe algo que no tiene nada que ver su pregunta y Carlos la mira y la dice “¡Venga!” decide decírselo, pero no por ella si no por su mejor amiga, Erika se levanta a darle la nota, lo lee “me gustas tu pero no quiero que nada cambie” y el solo respondió con un “OK” .

-¿Lo ves? sabia que todo iba a cambiar- dice Carol triste

Erika empieza a hablar con Carlos por nota, después de un rato Erika habla:

-mira lo que me dijo- dice Erika con una sonrisa picara

“Carol es mi mejor amiga y es la caña” Carol lo lee, ella le quiere.

-Me da igual- dice Carol seria, aunque quería llorar.

Termina la clase y toca recreo, pero antes de salir se sube a una silla para apagar la pizarra digital, llega Carlos a su lado y la hace cosquillas.

-Déjame-dice Carol borde y seca, aunque a ella le duele mas que a el.

Toca guardia, Carol estaba cantando “tal vez pienses que estoy loco y es verdad un poco, tengo que aceptar pero si no te explico lo que siento dentro, no vas a entender cuando me veas llorar” y Erika la escuchaba, la gusta como canta, Erika se va y cuando estaba volviendo llegaba con Carlos pero hizo como que no los había visto, tocan su hombro se da la vuelta y ve a Erika.

-¿Qué?- dice Carol con cara interrogante.

-yo no eh sido, a sido el- dijo Erika señalando detrás de Carol.

Ella mira y hay esta el. 

-¿Qué quieres?-dice Carol rodando lo ojos.

-¿Cómo estas?-dice Carlos. 

Carol lo ignora y se levanta pero Erika la vuelve a sentar.

-No te vas hasta que hables-dice Erika. 

-Bien-dice Carol refiriéndose a la pregunta de Carlos.

El y Erika se ríen por su respuesta

-Bien-dice Carlos imitando la voz de Carol.

Ella le mira desafiante, Carlos la coge el ukelele y simula que lo esta tocando y empieza a cantar “Carol esta enfadada y no me contesta, mi mejor amiga esta enfadada” Carol y Erika se miran y ríe, pero Carol no tarda en levantarse e irse hacia la puerta de clase y ve que la están siguiendo, y dice Carlos:

-¡Eh! Que se te olvida el ukelele-dice dándole el ukelele.

Carol sonríe, el también.  

-Gracias-dice Carol bajando la cabeza.

-De nada ¿Sigues enfadada?-dice Carlos esperando una respuesta que no aparece-¿Qué tal?

-Bien-dice Carol, toco el timbre y ella se fue andando deprisa.

Carol estaba bajando del instituto con Neizan y Susana, la madre de Neizan y hermana de Carol. Pararon en un caballito eléctrico/mecánico, cuando pasa por al lado Carlos y se para y sonríe a Carol, ella agacha rápidamente la cabeza. 

Narra Carol:

Me sentí mal por agachar la cabeza, le quiero pero no quiero que nada cambie, aunque creo que estoy cambiando yo.

Estaba abriendo la puerta de el portal de mi casa y veo a Carlos en la acera de enfrente esta… ¿Estirando? ¡Me vio! ¡Me sonrío! Esta ves le sonreí… bueno me reí de el.

Otro día mas, salgo de mi casa y le busco con la mirada, le vi  pero iba mas adelante.

Tocaba lengua, no hablamos. 

Después, en sociales vino y me dice:

-¿sigues enfadada?-dice riendo.

Me encanta su pelo rubio oscuro, sus ojos azules y su sonrisa… ¡Es perfecta! Si lo se solo tenemos 12 años, pero para el amor no hay edad.

-No, estoy bien-digo riendo.

Y os preguntareis ¿Qué paso con Danielle? Pues nada, esta saliendo con Manuel.

                                                               Dulcinea.



 

Dejar un comentario