Rotary Club Torrelavega
http://rotaryclubtorrelavega.com/reloj/
Export date: Tue Sep 17 8:42:47 2019 / +0000 GMT

Reloj: 


Dos personas se miran... se ven…. ,se conocen…, quedan…; una, dos, tres, cuatro, cinco, seis.... surge algo, algo que piensan que aún no había surgido con nadie, pero de repente piensas si eso de verdad es así o solo es porque has olvidado lo ocurrido en las relaciones anteriores, no le das importancia y sigues... ilusionándote cada día , un mensaje ya te alegra el día, quieres que llegues el fin de semana para pasar más tiempo con esa persona, pero de repente esa persona se cansa, te aborrece, se va olvidando de ti , poco a poco... y cuando te quieres dar cuenta llega el día “no, no eres tú, soy yo, vamos a darnos un tiempo...” y poco a poco tú arcoíris interno se va derritiendo y aparece una nube gris, que te invade, intentas evadirte pero tu cabeza da vueltas y vueltas a los mismos pensamientos sin parar, hasta que un día decides que de ahí no pasa; decides mandar un mensaje, algo como ``me gustaría quedar para hablar contigo´´, esperas ansiosa la respuesta, piensas que hay una inmensa probabilidad de que se le remueva algo por dentro y acepte tu invitación, mientras a su vez piensas que ha olvidado todo lo vivido y claramente su respuesta será un ``no puedo´´, pero un no puedo con excusa , ya que en realidad se muere por volver a verte, a ti y a tu brillante piel, tus hermosos labios , tu ojos llenos de ilusión por verle...

Finalmente te llega un mensaje ``a las 4 en el café de la esquina´´

No te lo crees, llamas a todas tus amigas para compartir tu emoción con ellas, quieres que te aconsejen sobre que deberías ponerte… tienes miles de opciones pero al final te guías por tu propia intuición y te pruebas un vestido que compraste hará un mes, si, aún tiene la etiqueta, piensas que por que no le habías estrenado aún, y vienen a tu cabeza miles de inseguridades ¿entre ellas las que tu novio te decía…?, después de recordar esto piensas si valdrá la pena de verdad darle una segunda oportunidad… estás confusa pero algo dentro de ti te obliga a intentarlo… sales de la ducha que acabas de tomar, te pruebas el precioso vestido, vas a subir la cremallera como si fueras una cantante a punto de cambiarse uno de sus looks para salir a darlo todo al escenario, pero de repente la cremallera se engancha… ni sube ni baja… dan vueltas por tu cabeza miles de opciones entre ellas quedarte en casa y se acabó, pero una vez más decides intentarlo, te cambias el vestido negro por uno rojo un poco escotado, te ves preciosa con él y por un momento agradeces que se te rompiera la cremallera del anterior, se aproxima la hora… mientras te maquillas cantas..., cantas y de repente, PUM, el rímel entra en tu ojo como una bala recién disparada, a todo correr a por el desmaquillante, te apresuras ya que queda solo media hora, por fin acabas, eliges entre una de tus colonias y te perfumas, sales disparada por la puerta, caminas a toda velocidad, siempre has sido una persona puntual, en todos los sentidos, prefieres que sobre tiempo a que falte, pero él siempre ha sido más de llegar tarde, a las citas, y también a la vida… te invaden pensamientos negativos pero de repente ves un cachorro de raza collie y se te va el santo al cielo, bueno al menos te liberaste de los pensamientos nocivos, piensas.

Decides ir entrando para acomodarte y le mandas un último mensaje, ´´ya estoy dentro´´, acto seguido le ves entrar por la puerta, llega con un elegante traje, que hacia juego con tu anterior vestido negro… se acerca donde ti, y te da un beso en la mejilla seguido de un comentario un tanto machista…``podías haber venido un poco más tapada, siempre estás igual, esa fue una de las razones por las cuales me canse de tí´´ , recuerdas las noches juntos, los golpes..., precisamente conocerle a el no crees que fuera un golpe de suerte… pero no quieres discutir, asientes con la cabeza y lo dejas pasar… os ponéis al día, hace casi un mes que no os veis, le ves mucho más atractivo, dais a la vez el último sorbo al Martini, y te dice si quieres ir a su casa, que hay demasiada gente y prefiere estar a solas, a lo que tú le dices que si pero que a las 20:00 tienes una cena importante, te sonríe y os vais…

Llegáis a su casa y comenzáis a hablar sobre este último mes el uno sin el otro y el otro sin el uno, te cuenta cosas sobre el trabajo lo cual tú aborreces pero siempre te haces la interesada en casa palabra que pronuncia, sin querer te apoyas en su pecho y notas que el corazón le late con demasiada intensidad…, siempre has pensado que tenía una coraza por la cual no mostraba sus sentimientos, pero... ni tan coraza ni tan corazón;

¿Te has planteado alguna vez que coraza solo sea el superlativo de corazón? Y que no tenga ningún otro significado,

-dijo él, mirando aquellos ojos tristes que parecían la noche del fin del verano...mi corazón se desvive por ti y la coraza es la que uso para protegerte,-gritó-, 

Mientras tú te vas de fiesta con tus amigas durante todo este mes que hemos estado separados y me dejas solo como a un perro, ¿es que ya no me quieres?, ¿es acaso que no me has echado de menos?, te digo todo esto porque te sigo queriendo... antes en el bar estabas insoportable, ¿ya estás con la regla? No, no me contestes, que parece que todo el tiempo que hemos estado juntos no has tenido suficiente, -pegó una bocanada de aire e introdujo estas dolorosas palabras; mujer maltratada es igual a mujer feliz, a ver si aprendes de una vez que eres de mi propiedad, y  que sepas que me entero de todo lo que haces, a lo que la chica , llamémosle Rosa, no tiene ni palabras, quiere marcharse pero él no la deja, quiere pensar y reflexionar, por eso no quería venir, pero su amor era más grande que el daño que pudiera causarla, corriendo se mete al baño, saca su teléfono y escribe en su bloc de notas…

Me gustaría;

Me gustaría que me echaras de menos cuando me has perdido, cuando ya nada sea igual, cuando se cumplan tus mentiras al decir que yo te importaba, cuando te des cuenta que era difícil andar conmigo pero que era precioso perderse conmigo, cuando me hayas perdido y te acuerdes de mí e incluso intentes recuperarme. Justo ahí será demasiado tarde y cuando te plantees todo esto te habrás dado cuenta de que simplemente era mucho para ti.

Lo único que quiere ahora es huir, se siente una estúpida por haber mandado el mensaje para quedar, pero ya no hay vuelta atrás… se siente con una dosis letal… letal es cuando te das cuenta que diste todo por alguien que no dio nada por ti, que te mintió, te hirió, te trató como un objeto y se rió ante ti. Que cuando levantas cabeza te das contra la pared una y otra vez, y cada vez esto sucede es más fuerte que la anterior, cada vez te cuesta más recomponerte, hasta que un día no lo haces, y vives por vivir, vives muerto. 

Le otorgas el poder de que entre en tu vida, y aunque no te fías de él... le das una oportunidad, te deja sin nada y con miles de lágrimas que caen por tus mejillas, no sé cómo confié en él..., me lo advirtieron. 

Se adentra en ti y por casualidad él ya sabe qué hacer, consigue una invitación a mi vida para soliviantarla mientras él miraba a la puerta y decidía si quedarse o irse... pero se fue…, se va... se fue de la manera más mezquina y más ruin que nadie puede hacer. 

Sales del baño a todo correr y te adentras en la habitación más próxima, a la única que te da tiempo a entrar ya que te está persiguiendo, desesperada buscas y buscas algo que te haga entender por qué se volvió así, porque se volvió una bestia, un monstruo, encuentras un libro, un libro firmado por él y por su padre, no entiendes nada pero te dispones a leer una de las páginas , mientras lees oyes los golpes que está propinando a la pared, no consigues concentrarte, pero lo intentas una vez más,

Comienzas a salir con una persona,  al principio todo es precioso, un calco de lo que un día habías soñado...pero un día estás en una cafetería con tus amigas y te llega un mensaje 

“¿Dónde estás?” “¿Ya estás con otro?” “Llevo en casa media hora y aún no hay cena” 

, al principio te suena a sarcasmo y no le das más importancia.... pero pasan las semanas, los meses, los años, y diariamente cuando llegas a casa eres sometida a un interrogatorio, probablemente el tercero o cuarto del día. 

Te hace evadirte de tus amistades, te aísla de ellas, no te deja salir con amigos, tienes que inventarte cada día una nueva excusa para que no sepa que has estado con ellos, y finalmente se entera , por ejemplo, por un amigo “Pues el otro día vi a Rosa con Juan” te pregunta una y otra vez ..., tú lo niegas pero él sabe la verdad, todo empieza con un golpe ... tu boca grita silenciosamente desesperada una y otra vez que pare , tienes que acabar con esto, y finalmente lo haces, pero el comienza a recitar esas famosas frases “no puedo vivir sin ti” “como me dejes te vas arrepentir....” huyes , te refugias en los brazos de tus amigos, por que lógicamente no puedes ir a casa de tus padres llena de golpes, hematomas, contusiones... pero finalmente él te encuentra. Todo empieza con un golpe y termina con un ramo de rosas. 

Marta.

¿Marta?, quien es Marta piensas, no puedes pensar más , no entiendes nada, y de repente miras al frente y descubres un cuadro pintado donde la firma es la misma que la del relato. Marta.

Por fin has caído, Marta es su madre, otra mujer maltratada, piensas en las cosas que te ha contado él de su madre, y por fin te das cuenta... nada, nunca te ha contado nada, solo que murió cuando él tenía 12 años… todo cuadra… además tu no llegarás a la cena... 

Post date: 2019-04-01 17:48:37
Post date GMT: 2019-04-01 16:48:37

Post modified date: 2019-04-01 17:48:37
Post modified date GMT: 2019-04-01 16:48:37